Una historia preocupantemente repetida

El 5/8/2011 Gustavo Melazzi – William Yohai de la red de economistas de izquierda publicaron en Brecha un artículo titulado: “¿Aporte de recursos o saqueo? El ejemplo de Botnia / UPM”[1].

 

El artículo comienza de esta manera:

 

“Una y otra vez, el gobierno justifica su política de apertura al capital extranjero con base en que “aporta los recursos que Uruguay no tiene”. ¿Realmente los aportan? Casi cuatro años de operación de Botnia/UPM lo desmienten. El argumento del gobierno es otro mito.”

 

 

.Del artículo se extraen las siguientes conclusiones:

 

“Los hechos, inapelables, muestran que la empresa no aportó recursos al Uruguay. Muy por el contrario, se lleva recursos del país. Decir lo contrario es un mito.

 

Somos nosotros, quienes aportamos nuestro suelo, nuestra agua, nuestro trabajo, para beneficio de esta empresa transnacional.

 

Botnia/UPM está en Zona Franca. En su país de origen, Finlandia, el balance de la empresa indica que en 2010 pagó impuestos por 166 millones de euros.(…) Pero en Uruguay no paga impuestos.

 

Con insistencia se argumentó a favor de la inversión “porque creará muchos empleos, y de calidad”. Los hechos: a tres años de operación, los empleos locales no superan los 180, y se trata casi exclusivamente de porteros, choferes, personal de seguridad… y similares.

 

Otro indicador, como mera ayuda a ilustrar la situación, nos dice que, globalmente, la empresa tiene 22.000 trabajadores, de los que 533 están en Uruguay (incluyen 360 de Forestal Oriental; en las 120.000 hectáreas forestadas). El cálculo es sencillo: en 2010 cada trabajador en el resto del mundo (21.500) le genera ganancias por US$ 27.400 anuales. Cada uno de sus trabajadores en Uruguay le aportó ganancias por US$ 983.000 anuales. Treinta y seis veces más!”

 

UPM-BOTNIA recuperó el capital que declara haber invertido en apenas 3 años, o aún menos y no obstante esto, hoy día, estamos construyendo un puerto en La Paloma, con fondos públicos, a medida de la empresa.

 

La Unión de Vecinos de La Paloma Grande denuncia, en un comunicado de prensa, que no se está respetando el convenio firmado por los ministerios y las autoridades locales en relación al futuro puerto maderero en La Paloma.[2]

 

Dicho convenio, en el que no se le dio participación a la comunidad, especificaba una serie de obras a cumplir previo al comienzo del transporte de la madera al puerto.

 

¿Preocupante?

 

El puerto maderero en La Paloma es una iniciativa tendiente a favorecer los intereses exclusivos de Botnia-UPM, ya que por este medio la empresa reduce enormemente los costos derivados del transporte de madera, que de otra manera se harían por camiones y carretera atravesando todo el país.

 

Con el discurso de favorecer el desarrollo de la Paloma con el futuro puerto se han construido caminos de acceso, ciclovías, se ensanchan rutas, rotondas, todo hecho a velocidad fulminante y con toda la maquinaria a disposición. El costo total de la obra (11 millones de dólares) corre a cargo del Estado, y si bien la tercera parte la aportaba la empresa, ésta iba a ser descontada luego de los impuestos… o sea, en última instancia, el costo corre a cargo de todos nosotros. Todo ello para crear 11 puestos de trabajo en el puerto y un beneficio enorme para Botnia-UPM que al estar en zona franca… ¡NO PAGA IMPUESTOS!. Para ponerlo más claro… el Estado (nosotros en última instancia) contribuimos, mal que nos pese, a nuestro propio saqueo.

 

Según la página de presidencia de la república “El lunes 25 (de febrero) se reunió la Comisión de Seguimiento de las Obras del Puerto de La Paloma. Participaron, entre otros, los directores nacionales de Hidrografía, Jorge Camaño, y de Vialidad, Luis Lazo, ambos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP); el director nacional de Medio Ambiente, Jorge Rucks, y el intendente de Rocha, Artigas Barrios.”

 

“Las obras viales, el protocolo de tránsito de camiones y la infraestructura portuaria ya se encuentran finalizados para que, tal como se había acordado, el 1º de marzo se inicien las operaciones de acopio de madera.”[3]

 

El 5 de marzo los camiones comienzan a entrar a La Paloma. Un grupo de vecinos se interpone en el paso y los detienen alegando que aún no estaban terminadas las obras suscritas en el convenio. No se había terminado el ensanche de las rutas, ni construido las rotondas, ni colocado los semáforos. Se determina que los camiones no van a circular hasta que no estén colocados los semáforos.

El día anterior a estos sucesos, en una reunión en Costa Azul, el Intendente Barrios le confirmó a los vecinos que los camiones no pasarían hasta que no estuvieran las obras terminadas. ¿Cómo es posible entonces que una semana antes el propio intendente, participando en la comisión de seguimiento de las Obras del Puerto, haya determinado que las obras ya estaban concluidas y se le daba el visto bueno a la empresa? ¿Cómo es posible que la Comisión de seguimiento no esté siguiendo el desarrollo de las obras? Lo sucedido el 5 de marzo pasado es un claro ejemplo de inoperancia y descoordinación.

 

Desde el gobierno, y para hacer más convincente a la población que el proyecto del puerto no iba a alterar significativamente el orden normal de las cosas, se dijo que iba a salir un barco semanal con destino a Botnia-UPM. Los vecinos de la Paloma denuncian que la cantidad de madera existente en la zona pasible de utilizar el recurso del puerto equivale a  un barco diario. ¿Si el gobierno, a través de la comisión de seguimiento, es incapaz de controlar el desarrollo de las obras, será capaz de controlar que salga un barco por semana?

Otro tema preocupante, y denunciado, tiene que ver con el dragado del puerto. Se había denunciado, un tiempo atrás por el Alcalde de La Paloma, que se estaba dragando y vertiendo el contenido de la draga en la playa contigua al puerto. La Dinama, a raíz de la denuncia, había hecho que el MTOP detuviera el dragado. Para esta vez se había convenido que la arena dragada se volcaría en una chata que tiraría el contenido mar adentro. El 14 de marzo se publicaron unas fotos impactantes del dragado del puerto y el volcado de éste, una vez más, en la playa contigua, contraviniendo una vez más a la Dinama y rompiendo, una vez más, lo convenido. 

 

¿Y las autoridades que dicen al respecto?

 

El 20 de marzo, en ocasión de la audiencia pública por el ingreso de la Laguna de Garzón al SNAP, se presentaron unos vecinos de La Paloma. En un momento que estuvieron con Rucks le mostraron fotos de la draga y le entregaron unas muestras de la arena proveniente del dragado, manifestando que se estaba incumpliendo el mandato de la DINAMA. El Intendente Barrios que estaba junto con Rucks manifestó, al ver las fotos, que desconocía la situación. Doblemente preocupante. ¿Podemos pensar que el Intendente desconocía realmente la situación? Y si realmente la desconocía… ¿Cómo es posible? Forma parte de la comisión de seguimiento de las obras del puerto!!!!

 

Los vecinos expresan, se preguntan y piden cosas que están en la tapa del libro:

 

“Nuestro malestar es inevitable porque se continúa con un proyecto que no generará empleo -según han declarado propias autoridades políticas- y que posiblemente tendrá fuertes impactos ambientales, sociales, culturales y económicos”…

 

“Nos preguntamos ¿cómo quiere el gobierno que confiemos en que van a respetar el Convenio -convenio que es del gobierno, no lo suscribimos nosotros- si desde ya lo ignoran?”…

 

“Finalmente nos preguntamos por quiénes vela realmente el Estado. Por ahora es la propia organización civil quien debe, con un desgaste enorme, seguir de cerca estos casos para que nuestros derechos no sean vulnerados.”

 

Estas 3 frases condensan lo que nos preguntamos y sentimos muchos a lo largo de la costa de Rocha y de todo el Uruguay.

 

Estamos despertando a esta realidad en el entendido que aún hay posibilidades de hacer mejor las cosas, sino cambiarlas sustancialmente.

 

Hay una gran desinformación y propaganda desde el gobierno totalmente tendenciosa y mentirosa que mantiene adormecidos a muchos de nosotros.

 

¿Es demasiado tarde?

 

Vecinos, organizaciones y comunidades en todo el país se manifiestan en torno a hechos a veces puntuales, a veces regionales.

 

En su momento, vecinos de Punta del Diablo y La Esmeralda se expresaron cuando Aratirí decidió ubicar en “La Angostura” su puerto de aguas profundas.

 

Las comunidades de Valizas y Aguas Dulces con los proyectos de ley de pasaje de tierras sobre la costa atlántica desde el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca al Instituto de Colonización para que los venda como chacras marítimas.

 

La polémica generada acerca del puente sobre Laguna Garzón para favorecer el emprendimiento de Constantini, encontrando a vecinos de Maldonado decir su desconformidad.

 

Los vecinos de la Costa de Oro por las licitaciones en el parque Roosvelt, la nueva y excesiva contribución inmobiliaria y en este momento denunciando lo que sucede en la Laguna del Cisne.

 

Los productores de ruta 7 por la instalación de la minera Aratirí.

 

El puerto de Aguas Profundas en el Palenque en beneficio de Aratirí.

 

El tema de la soja, los agrotóxicos y la contaminación de los acuíferos denunciados por los vecinos de Guichón.

 

La forestación y la degradación del suelo, las pasteras y los contratos secretos de inversión entre el estado y las empresas anacionales, los puertos implementados únicamente a satisfacer las demandas de estas mismas empresas, todo esto parte de un mismo modelo de desarrollo que se está impulsando y favoreciendo ya sea por parte de éste gobierno como de los gobiernos anteriores.

 

Mayoritariamente las denuncias no provienen de la capital del país. Hace unos días Montevideo sufrió en carne propia los efectos de este modelo de desarrollo (esa diversificación de la matriz productiva a la que se alude frecuentemente) a través de la proliferación de algas en el Río Santa Lucía, ocasionando que el agua tuviera un mal olor y sabor. Este puede ser solo el comienzo, si no apuntamos a un modelo de desarrollo diferente que surja desde las comunidades y no verticalmente del gobierno de turno y las transnacionales.

 

Tengamos presente que lo que sucede en Fray Bentos, o en La Paloma, o en Cerro Chato, a la corta o a la larga, nos afecta a todos.

 

Infórmate, únete y actúa. Mañana te va a tocar a ti… y cuando quieras darte cuenta… va a ser demasiado tarde.

 

Se atribuye a Bertolt Brecht este poema durante la ocupación nazi en Europa:

 

«Primero se llevaron a los judíos,

pero como yo no era judío, no me importó.

Después se llevaron a los comunistas,

pero como yo no era comunista, tampoco me importó.

Luego se llevaron a los obreros,

pero como yo no era obrero, tampoco me importó.

Mas tarde se llevaron a los intelectuales,

pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.

Después siguieron con los curas,

pero como yo no era cura, tampoco me importó.

Ahora vienen por mi, pero es demasiado tarde.»

 

 

 

Confederación de Pueblos Costeros

CPC

confederacioncostera@gmail.com



[1] http://capturavidas.blogspot.com/2011/08/red-de-economistas-de-izquierda-del.html

[2] http://rochaaldia.blogspot.com/ edición del 7 de marzo del 2013

[3] http://www.presidencia.gub.uy/Comunicacion/comunicacionNoticias/el-1-de-marzo-puerto-de-la-paloma-comienza-operativa-de-acopio-de-madera