Obediencia Debida

Los indios están cabreros. No los de la India. Los de Uruguay. No todos los uruguayos. Los del Frente Amplio. Tampoco todos los frente amplistas. Algunos de sus dirigentes. Y están cabreros porque parte de la tribu frentista, está cuestionando, como candidato a la presidencia por el FA, al gran cacique Tabaré. Que se ha auto proclamado candidato único y natural. Naturalmente, a su manera. Diciendo que tal vez, que podría ser, que le gustaría, y puede que acepte sacrificarse otra vez  por el bien de la patria. Siempre y cuando, se acomode el programa político a su imagen y semejanza. Sino, que con él no cuenten para nada.

 

 

El problema es que mucha gente, dentro del FA y/o, que ha votado y quiere votar al FA, no cree que el buen hombre tenga que hacer ese penoso sacrificio personal. Pero mucho menos, que el FA tenga que sacrificar su programa y plataforma política, para que Tabaré acepte ser el único candidato a la presidencia por el partido. Es decir, no quieren contar con él, para nada. O de última, que haya otros posibles candidatos y candidatas, para ese puesto. Lo que se llama, internas.

 

Y pusieron el grito en el cielo, que acá en la tierra se llama FACE, y empezaron a llenar la red con sugerencias al respecto. A tal punto, que los medios de comunicación, levantaron ese clamor facebuquiano y lo transformaron en uno mucho más público.

Y así fue que algunos dirigentes frente amplistas, que apoyan la candidatura única de Tabaré, se enteraron del asunto. ¡Para qué! Se pusieron de la nuca.  Y probablemente de otras partes del cuerpo también.

 

Lo primero que hicieron, fue salir a ningunear a esa “poca gente” que, a través de las redes sociales, planteaban, no solo su disconformidad con el “Elegido Natural”, sino que se atrevían a proponer a otros. “Poco serio”, dijo un alto funcionario gubernamental. Supongo que se refería a que se plantease ese tema  en el FACE. Porque no creo que se refiriese a los que lo planteaban, que son votantes del Frente Amplio. Porque si fuese así, lo poco serio sería menospreciar a las gallinas de los huevos de oro. Que son las que los han puesto en el poder. No sé. Me parece.

 

Pero para mayor indignación de los tabaretistas, los integrantes del sector “Pocoserios”, estaban y están, proponiendo el nombre puntual de otra persona. ¡Y encima, esta es una mujer! Y no cualquier mujer. Sino una mujer que ha cuestionado mucho las decisiones de Tabaré en temas como la despenalización del aborto, el Tratado de Libre Comercio, las relaciones carnales con los gobiernos de USA, y por supuesto, eso de pedirle ayuda a Georgie Bush si los argentinos nos invadían por el conflicto de Gualeguaychú con UPM-,ex Botnia.

 

Acá me gustaría acotar algo que, seguramente, caerá como una sorpresa a la mayoría de mis conciudadanos. Los argentinos hace rato que nos invadieron. Son dueños de gran parte de Punta del Este y sus alrededores. Son dueños de grandes extensiones de campo. Y si no son los dueños, los están arrendando y plantando soja a lo pavo. Son dueños de una cadena enorme de supermercados que no se llama TIA. Ahh…y tienen un montón de guita depositada en diversas entidades bancarias que trabajan en el país. O sea, hace rato que hemos sido legalmente invadidos. Si no me creen, pregúntele a Obama.

 

Volviendo al tema original: los dirigentes indios están cabreros  porque los indiecitos se les han rebelado. Y, gracias a las redes sociales, se están haciendo oír. Cosa que, para variar, tomó de sorpresa a  los políticos (en este caso del FA, pero es común a todos los partidos) que no se habían dado cuenta del poder que significa esta herramienta al alcance del indio común y corriente. Es como que no se hubiesen enterado, que las primaveras árabes, sembradas por USA y sus lacayos de la OTAN, pudieron florecer, precisamente, por su difusión a través de las redes sociales. Y, por supuesto, el apoyo logístico, económico y armamentista de los maestros de la democracia. Pero eso es otro tema.

 

Los tabaretistas insisten en que su líder, es y será el único candidato que podrá hacer que el FA gane las próximas elecciones. Y tiene todo el derecho de pensar así y de postularlo. Pero lo que no tienen, es el derecho a querer imponerlo al resto de los votantes, ya sean afiliados al partido, o independientes que lo han seguido y votado por convicción propia, sin ser afiliados. Pero parecería que es lo que están tratando de hacer, desde sus puestos como funcionarios o legisladores. Y la verdad que suena mucho a obediencia debida. Claro, no nos matan físicamente. Pero intentan hacerlo ideológicamente. Y eso es muy feo. Deberían saberlo. Da como cosita. ¿Viste?

 

 El FA no va a perder las elecciones si Tabaré no resulta elegido como candidato presidencial en las internas partidarias. Y si así fuese, merecería perder. Porque un programa político, una ideología social, no puede depender de una sola persona. Y que algunos dirigentes así lo crean, y nos tilden de poco serios por cuestionarlo, es harto preocupante.

Resumiendo: Más poco seria, será tu abuela.

L.M.V.