Andamos volando, todavía en PLUNA

rochatotal.

El pasado 9 de octubre el presidente Vázquez autorizó una partida presupuestal a PLUNA  de unos 2 millones 200 mil dólares tomando el tipo de cambio actual.Según Ferreri se terminará de pagar en el 2023.

La resolución, enviada desde el Ministerio de Economía y Finanzas, dice que el dinero es parte de un subsidio a la ex aerolínea estatal PLUNA. La ley de presupuesto de 2015 estableció los montos anuales a destinar a la empresa que fue liquidada como ente autónomo legalmente en 2016, pero que quedó con deudas pendientes. La deuda de la extinta aerolínea volvió a estar sobre la mesa en las últimas horas, luego que se conociera documento suscrito por Tabaré Vázquez, autorizando una partida presupuestal a la extinta PLUNA de unos 2 millones 200 mil dólares a tipo de cambio actual.

Durante una cena de recaudación para el grupo político Progresistas, Ferreri explicó que hubo un ajuste por la evolución del tipo de cambio que estaba fijado en el presupuesto 2015. “Tiene que ver con la Ley de Presupuesto 2015. Se estableció una partida de 10 millones de dólares anuales para amortizar las cuotas sobre la compra de los aviones de Pluna”. “Lo que hay aquí es un ajuste por la evolución del tipo de cambio. Fue una resolución que se tomó y firmó en los últimos días, pero está atada a una decisión legal del presupuesto 2015”, añadió.
“Eso se termina de pagar en 2023, pero se han ido pagando las cuotas sin problema. Están en su curso”, aseguró el jerarca a Telemundo.

Con la venta de los aviones y bienes de la empresa que dejaron unos 70 millones de dólares, se pagó a los acreedores pero por fuera de ese acuerdo quedó una deuda de 137 millones de dólares con el Scotiabank por la compra de los siete aviones Bombardier. Esa deuda bancaria fue asumida por el Estado, que la paga en dos cuotas anuales de unos ocho millones de dólares cada una.

El cierre de Pluna fue ordenado el 5 de julio de 2012 en el gobierno de José Mujica. La decisión fue seguida por escándalos y actuaciones judiciales que terminaron con los socios privados presos y jerarcas del gobierno nacional procesados. El remate de sus activos permitió pagara a varios de los acreedores. Sin embargo, quedó pendiente entonces una deuda de 137 millones de dólares con el Scotiabank por la compra de siete aviones Bombardier fabricados en Canadá, última apuesta de la fracasada aerolínea.

Remate de PLUNA y el “caballero de la derecha”

Tenemos el famoso remate del “caballero de la derecha” que dejó al desnudo demasiadas desprolijidades y condenados. El empresario López mena que se hace cargo del” famoso aval” y paga alguna cuota pero luego reclama y gana un juicio en primera instancia.

Ademá tenemos la creación de AlasU por parte de una cooperativa donde también se aportó a una historia en el cual se sabía el final. Ahí también volaron millones de dólares del Fondes .Pero hay más. Hay una empresa panameña que tenía acciones en PLUNA anunció en mayo acciones reclamando al estado uruguayo una compensación financiera por su presunta responsabilidad en el cierre de la aerolínea de bandera uruguaya, a través del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial.