Todo empezó en Belén.

rochatotal/Ricardo Méndez Molina.

Todo empezó en un pequeño pueblito llamado Belém. El mundo se conmocionaría a partir de allí….

Belén, un  pueblo en la parte montañosa de Judá.  Parece haber pertenecido a Jerusalén antes de la invasión israelita, como se deduce de una referencia en las Cartas de Amarna. En los días de David fue una ciudad amurallada, y por algún tiempo estuvo ocupada por los filisteos, Roboam la fortificó, y los judíos la volvieron a ocupar después del exilio babilónico . De acuerdo con la predicción  bíblica de Miqueas, el Mesías habría de venir de Belén. Hasta aquí, esto formaba parte de una historia del pueblo judío, pero pasó a ser  el punto medular del cristianismo. A Belén se la conoce como el lugar donde nació Jesucristo. Es el hecho más trascendente que dio Dios a la  humanidad. Por amor dio a su hijo para que nosotros tuviéramos esperanza de vida.

Actitudes de ayer y de hoy.
Cuando Jesús estaba por nacer , las actitudes en su  entorno fueron muy dispares.
Oposición.El rey Herodes el Grande, temeroso de las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento bíblico, en el cual, pensaban los judíos, se  les prometía un mesías político, que libraría a Israel de la opresión extranjera(el César y Herodes)se inquietó. La profecía se cumplía , la estrella marcó el camino a los Reyes de Oriente hasta Belén quienes se presentaron en Jerusalén preguntando: 
-¿Dónde está ese rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a rendirle homenaje. 
Al enterarse, el rey Herodes se sobresaltó, y con él Jerusalén entera; convocó a todos los sumos sacerdotes y letrados del pueblo, y les pidió información sobre dónde tenía que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron:
-En Belén de Judea, así lo escribió el profeta: 
Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; pues de ti saldrá un jefe que será pastor de mi pueblo, Israel. (Miqueas 5: 2)
Entonces, Herodes llamó en secreto a los magos, para que le precisaran cuándo había aparecido la estrella; luego los mandó a Belén encargándoles: 
-Averiguad exactamente qué hay de ese niño y, cuando lo encontréis, avisadme para ir yo también a rendirle homenaje. 
Con este encargo del rey, se pusieron en camino; de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta pararse encima de donde estaba el niño. Un pesebre era su morada, como decía la profecía, y cayendo de rodillas le rindieron homenaje; luego abrieron sus cofres y como regalos le ofrecieron oro, incienso y mirra. Avisados en sueños de que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.Cuando llegó a oídos de Herodes que habría nacido Jesús mandó darle muerte.
Indiferencia. La que demostró el hotelero, con mucha clientela, en días festivos, le restó importancia  y su afán comercial pudo más que las súplicas de María, “si quieren, allá en el fondo hay un establo”.Pudo haber hospedado al Ser más  importante para la humanidad,y no le dio importancia.
Amor y Fé. La que brindaron José y María, para cumplir con los propósitos de Dios y tratar de brindarle un lugar digno al Enviado del Cielo, pero como decía la profecía sería un pesebre su primer morada.
Estas mismas actitudes se prolongan hasta hoy. Oposición: Muchos, como el antiguo Herodes se oponen, refutan, tratan de desacreditar o manifiestan su incredulidad. Indiferencia: La actitud simbolizada en el hotelero  aún persiste; compartió la angustia de la pareja,  pero no hizo nada a favor de ellos y terminó sacándoselos de encima, su negocio no le permitía distraerse con la humildad de José y María. Amor y Fé: Felizmente, también están aquellos que quieren dar a Jesús el sitial que se merece, darle el mejor lugar en sus vidas . Es Navidad , nacimiento de Jesús.¿Cuál es tu reflexión, cual tu actitud? ¿Das la espalda, eres indiferente, o lo aceptas?.

¿Qué regalas? Jesús se brindó  a sí mismo.