Interpelaciones, extemporáneo por mayorías

 

Fundamentos, manejo del quórum, importancia que la oposición otorga a la herramienta y resultado sabido

Periodista Ricardo Méndez Molina

rochatotal.com //twitter: @mendezri

Bis. La última interpelación, a la Ministra de Educación y Cultura, culminó sobre las cuatro de la madrugada -algo así como dieciocho  horas-con la aprobación de una moción de apoyo a la ministra y a la gestión que se viene desarrollando desde el gobierno en materia educativa. La moción contó con los cincuenta votos de la bancada de gobierno, descartándose así la presentada por la oposición, donde se cuestionaba la falta de diálogo y el deterioro de la calidad de la enseñanza. "Escuchadas las explicaciones de la señora Ministra de Educación y Cultura, doctora María Julia Muñoz, la Cámara de Diputados declara: Su satisfacción con la amplia información brindada sobre las políticas desarrolladas en materia educativa en los últimos años.". Fin de una nueva interpelación  y con un mismo resultado.

Interpelación o llamado a Sala en Régimen de Comisión General.

Dos formatos similares que permite este sistema parlamentario uruguayo. En el  llamado  a un ministro en régimen de comisión general, el ministro va básicamente a explicar sus políticas, decisiones, discutir con los parlamentarios, pero al final  la cámara no toma una decisión.  La interpelación, que viene desde 1918, a diferencia del llamado en régimen de comisión general, tiene reglamentariamente preguntas al ministro y un cierre.  En la  clausura la cámara toma una decisión , el reglamento indica que esa decisión tiene que estar vinculada con las respuestas que dio el ministro, o sea si la cámara está satisfecha o no con las respuestas que dio.  Y es aquí donde empiezan a pesar las mayorías. El FA ,desde que está en el gobierno, la aplica a rajatabla, cierra filas detrás del ministro interpelado y da por suficientemente las explicaciones de su ministro y fin de la historia.

Diálogo de sordos

Escuchamos: " esto es para llamar la atención de la gente" Fueron 18 horas. ¿Es que a alguien se le puede ocurrir seguirlo todo  por TV, o leer las actas? Solo los taquígrafos del parlamento se dieron "ese gusto", claro no tienen más remedio. Ésta nueva interpelación, maratónica,  por parte de la Diputada Graciela Bianchi a la actual Ministra Muñoz, fue ,tal vez, de las tantas realizadas hasta el momento, la más fundamentada . ¿Cuál fue el contenido y resultado? Ambas partes presentaron informes muy elaborados, con cifras y  análisis de situación. La Diputada nacionalista, presentando  la situación, pero sin preguntas específicas, o mejor dicho una extremadamente genérica ¿ qué medidas podrían disponerse para situaciones enumeradas en esa larga exposición?.La Ministra, que llevó varias hojas con  datos, simplemente se limitó a leer  sin tener en cuenta las cifras expresadas por la interpelante  y expresó que las medidas adoptadas hasta el momento contienen  " una reforma con porte de la reforma valeriana "y luego pasó a las exposiciones de sus asesores.  Diagnósticos opuestos sobre la  situación presente de la educación pero lejos de la esencia del debate que se debió plantear  Curiosidades que son patentes, los pocos representantes en sala durante el largo proceso marcando una disociación entre la importancia de promover un llamado a sala y la importancia de sostenerlo; uno que habla, el otro que no escucha y hasta se sale de sala  a dar notas a la prensa afuera mientras el otro habla. Simplemente lo del subtítulo, diálogo de sordos en un sistema absolutamente obsoleto en el discurrir, formato y duración.

Antecedentes

Indudablemente que se ha dado un cambio muy profundo en estas instancias en la historia del parlamento a la salida del golpe. Por lo menos hasta 1985 en Uruguay una interpelación que terminaba con una declaración de insatisfacción por las respuestas suponía una reprobación muy fuerte para los ministros, los ministros se iban. Desde 1985 hasta 2005  se realizaron 75 interpelaciones a gobiernos colorados y blancos, muchos de ellas por el FA firmando mociones de censura. Dentro de este lapso de tiempo  solo una docena terminaron con mociones de  satisfacción ,un tercio de ellas  fueron declaraciones de insatisfacción, tres interpelaciones que terminaron con mociones de censura al ministro; un conjunto de interpelaciones que terminaron sin un resultado explícito, en otros casos se dejaba sin quórum , o se votaban declaraciones que referían al ministro sin hacer clara alusión a si el Parlamento estaba conforme o no con las respuestas que había dado; se empleaba "dormir la interpelación" en la jerga parlamentaria; o se terminaba con una moción para continuar con el orden del día.

Desde el 2005 a esta fecha, que el FA gobierna ,se han producido 55 interpelaciones y las 55 terminaron con declaraciones que expresaban la satisfacción por las respuestas dadas por el ministro. Indudablemente dos realidades muy distintas de funcionamiento político. Hoy  la mayoría y su estrategia política se imponen.

 

Fuentes:Daniel Chasquetti, Presidencia

banner Foro Social Rocha

Social

Comunícate con nosotros

twitter