Y así fue como empezó la tercera guerra mundial…

¡Estaba cantado!

De la misma manera que el gobierno de USA evacuó a su personal diplomático, funcionarios y  ciudadanos norteamericanos de la franja de Gaza, dos días antes de que tropas israelíes invadiesen el territorio palestino, la repentina llegada de casi ciento cuarenta mil ciudadanos sirios de origen kurdo, a la frontera de Turquía, fue la señal que la prometida ofensiva aérea de la coalición USA-Árabe contra ISIS dentro de territorio sirio, era inminente.

Reforzando esa señal, el gobierno turco, que al principio se negó a dejar pasar a esa marea humana de aterrorizados civiles huyendo de sus aldeas tomadas por ISIS, abrió su frontera y hasta les proveyó ayuda humanitaria.

 

Tic-tac, tic-tac, tic-tac, sonaba el reloj de la tercera Guerra Mundial.

¿Iría Obama a la ONU a pedir la aprobación y el apoyo de la comunidad internacional?

De ninguna manera, ya que Rusia vetaría cualquier resolución de apoyo que pudiese  surgir del Consejo de Seguridad.

O al menos exigiría que el ataque aéreo sobre el norte de Siria, en donde se supone que están instalados las tropas de Isis, contase antes con el permiso del gobierno de Al Assad.

Y probablemente Al Assad no lo daría, ya que tendría fundadas sospechas que una vez terminados con ISIS, los aviones pegarían media vuelta y dejarían caer sus bombas, misiles y yo que sé qué más, sobre territorio aún bajo control gubernamental.

Ya que cuando empezó toda la primaveratización siria, Al Assad le pidió ayuda al gobierno de USA para combatir al incipiente ISIS, hijito adorado y luego repudiado de Al Qaeda.

Pero  USA prefirió dejar crecer al bebé islámico fundamentalista, con la esperanza que allanase el camino hacia el derrocamiento del gobierno sirio.

¡Y vaya si creció fuerte y arrogante el monstruito!

 Pero todavía no molestaba demasiado ya que dirigía sus degollamientos, violaciones, lapidaciones y ejecuciones masivas, contra ciudadanos sirios e iraquíes. Cosa que no ameritaba excusa alguna para poder intervenir militarmente dentro de Siria, luego de que Rusia parase el primer intento de hacerlo.

De pura casualidad, los de ISIS le dieron en bandeja la excusa tan esperada por Obama.

Degollaron en cámara a dos periodistas norteamericanos y lo subieron  a las redes sociales par que todo el mundo se enterase.

Y cuando vieron que el Reino Unido-por-suerte-ganó-el-NO-escocés, dudaba en intervenir en la cruzada santa que ya contaba con la bendición del Vaticano, corrieron raudos y veloces a degollar a un asistente humanitario británico que también tenían de rehén.

Pero Obama aún necesitaba que los países árabes de la región interviniesen en los ataques aéreos y futuras incursiones de tropas terrestres, no solo en Irak, sino en Siria.

Esta guerra no podía pasar a la historia como “Made in USA”, por más que lo sea.

Y de alguna u otra manera, convenció a Qatar, Arabia Saudita, Jordania y Bahrain de unirse a la cruzada.

Países en donde la mayoría de sus habitantes son de origen sunita, aceptaron salir a combatir a ISIS, cuyos integrantes fundadores  son sunitas.

Para que no quede como que esta guerra es de shiitas contra sunitas.

Asique por ahora, esta guerra es de USA y los mencionados países árabes más arriba.

Tiene el apoyo de Francia y el Reino Unido.

Y hasta podría tener el de Rusia que hace rato viene ayudando a Al Assad en su guerra contra ISIS. Salvo el detalle de exigir que Al Assad de permiso para que bombardeen parte de su territorio.

Y habrá que ver como se arregla eso, ya que el bombardeo fue realizado sin, al menos en forma pública, el consentimiento del presidente sirio.

Por supuesto, falta la opinión o reacción de otro país de la región que apoya al gobierno sirio y, curiosamente, al pro-USA de Irak, dado que este es de origen shiita.

Irán todavía no se pronunciado sobre los ataques aéreos contra ISIS en Siria.

Porque ellos también quieren eliminar a estos encantadores islámicos fundamentalistas.

Pero, al igual que Rusia y otros países árabes de la región, los iraníes consideran que ISIS es consecuencia directa de las políticas militares intervencionistas de USA en la región.

Ya sea por negligencia o por conveniencia. Sospechan más de la última que de la primera.

¿Afectará esta posible tercera guerra mundial al resto del mundo?

Teniendo en cuenta que los territorios directamente involucrados están sentados sobre las mayores reservas petrolíferas del planeta, lo más seguro es que sí lo haga.

Más allá de las consecuencias colaterales que podrán empezar a crecer como hongos después de la lluvia en países como USA, Francia, Reino- muy- Unido, en  donde se verán atentados terroristas puntuales, habrá una consecuencia económica que pagaremos todos, aunque creamos que esto nos es ajeno.

Por supuesto que los países árabes y sus vecinos, se verán también afectados. Pero probablemente no será tan diferente de lo que ya los afectó desde que USA decidió sembrar sus primaveras liberadoras. Que empezaron  con un invierno liberador en Irak, que preparó el terreno para plantar, regar y hacer germinar sus flores mortíferas en el resto de la región.

 Lilly Morgan Vilaró

 

 

 

 

banner Foro Social Rocha

Social

Comunícate con nosotros

twitter