Autonomía, desafíos de los Gobiernos Departamentales

La información de la CEPAL entrega importantes conclusiones respecto a las  finanzas  departamentales..

 

rochatotal.-Ricardo Méndez Molina

“La Gestión Eficiente de los Gobiernos Departamentales”. Ciclo de charlas organizadas por el Ministerio de Economía  y OPP donde se  presentó un informe de la Cepal sobre ingresos y egresos de los gobiernos departamentales entre los años 1990 – 2013. El director de Descentralización e Inversión Pública de OPP, Pedro Apezteguía, hizo un llamado para que la discusión que se abre con los Intendentes electos en el mes de julio sirva para reforzar la autonomía, la descentralización y para que sea una contribución a la equidad.Se garficó la realidad de más de una docena de intendencias, que dependen de las transferencias del Gobierno Nacional para cerrar su presupuesto anual, e inclusive terminar cerrandolo con deficit.

Si bien desde 1990 los ingresos departamentales corrientes aumentaron de forma constante, los montos en valores constantes mostraron una evolución de carácter cíclico. En efecto, en 1990‐1998 los ingresos departamentales aumentaron sensiblemente y a ritmos similares en Montevideo y  el  Interior (en  torno de  6,8% anual). A  partir  de  1999 los  ingresos de  las intendencias se estabilizaron en términos reales (a cuenta de un leve descenso de lo percibido en el Interior), hasta la crisis de 2002 cuando cayeron 14% respecto al año anterior. En 2005 los  ingresos  recuperaron los  niveles  previos  a  la  crisis  y  desde  entonces  crecieron  3,3% anualmente, mientras que en el Interior el incremento fue de 4,5% anual.Aquí se destaca varios departamentos costeros que incrementaron su recaudación inmobiliaria, dentro de ellos Rocha.

La información procesada por la CEPAL entrega importantes datos y conclusiones respecto a las  finanzas  departamentales y  la  evolución  de  los  egresos  e  ingresos  en  los  diferentes departamentos.  Los  ingresos  de  los  gobiernos  departamentales  superaron  los  $  35.000 millones en 2013, lo cual equivale a cerca de US$ 1.700 millones. Dos tercios del total de dicho monto correspondieron a lo percibido por las intendencias del Interior.

“Las actuales transferencias tienen relación con factores socio económicos, pero también obedecen   a   recaudaciones   históricas   que   se   preservaron   en   el   tiempo”,   explicó   el representante de Cepal ,Álvaro Lannane , encargado de analizar los datos.

Los egresos de las intendencias alcanzaron los $ 37.000 millones en 2013, equivalentes a algo más de US$ 1.800 millones. Al igual que lo observado en el caso de los ingresos, los egresos correspondieron aproximadamente en un tercio a Montevideo y lo restante al Interior del país. Las transferencias del Gobierno Central, por todo concepto, ascendieron a 11330 millones de pesos corrientes.

El director de Descentralización e Inversión Pública de OPP, Pedro Apezteguía, señaló en su exposición que luego de 12 años de crecimiento aún hay aspectos estructurales que no se han modificado. “Del 2004 al 2013 el déficit global de los Gobiernos Departamentales, que la Constitución de la República establece que tienen que tener presupuestos equilibrados, sigue manteniéndose en el orden del 0,1% o 0,2% del PIB y viene influyendo y aportando al déficit fiscal global. En 2004 eran nueve las Intendencias con déficit, en 2009 eran trece y no sabemos qué va a  pasar en 2014 pero ya en 2013 se podía vislumbrar que 13 o  14 Intendencias presentan déficit”, señaló.

 Apezteguía señaló que las transferencias del Gobierno Nacional en el año 2014 fueron de más de 10500 millones de pesos; a lo que hay que sumarle el subsidio de alumbrado público, 1000 millones del Fondo  de  Desarrollo del  Interior, 420  millones de  pesos por  el  Impuesto al Patrimonio y otros aportes.Destacó que  “en 2014 las transferencias nacionales eran el principal recurso solamente en una Intendencia, y hoy tenemos que las transferencias nacionales son el principal recurso y equilibran en el orden de 12 o 13 Intendencias. Eso nos obliga a revisar, a reflexionar, porque la Constitución no sólo dijo que los presupuestos de los Gobiernos Departamentales tenían que ser equilibrados sino  que  recalca las  autonomías de  los  Gobiernos Departamentales”,finalizó Apezteguía.

Algunos puntos fuertes que se destacan, la importancia de las distintas atransferencias de Origen Nacional que le llegan  a las intendencias; el costo, en algunos casos demasiado elevados, de erogaciones y cantidad de funcionarios, como así también el gasto en años electorales. En base a OPP.