Elecciones Internas a la vista

Estamos a muy poco del   30 de junio donde se realizarán las llamadas “ elecciones internas ”, que en realidad son elecciones generales del Cuerpo Electoral para la elección de candidatos únicos presidenciales, del Órgano Deliberativo Nacional con fines electorales ( ODN ) y de los 19 órganos deliberativos departamentales ( ODD ) de todos los partidos políticos. Ésta terminología, muy técnica, es poco conocida por los ciudadanos.

Elecciones que, como las nacionales o departamentales, son organizadas y controladas  por la Corte  Electoral. A destacar que en este acto  el voto es secreto, pero no obligatorio. Ésta segunda   apreciación, de no obligatoriedad, preocupa y mucho a  los partidos y porqué no a las encuestadoras. Un día de lluvia, una tarea extra, Copa América, o cualquier otro factor incide. El Partido Nacional  había planteado sin éxito adelantar al menos una semana la fecha de las internas. La ministra de Turismo Liliam Kechichiánpropusoadelantar una semana la votación para la elección interna del próximo 30 de junio para que no coincida con las vacaciones de julio, lo cual sería un escollo más para los políticos. Esto no ha podido ser cambiado.

En las últimas elecciones internas, el domingo 1° de junio de 2014, votó solo el 37,2% de los habilitados. Aquella fue la peor votación desde 1999, cuando se estrenó el actual sistema electoral y concurrió casi la mitad -el 44,8%- a las urnas. Está claro que la mayoría de los uruguayos no se sienten atraídos por una elección que no es obligatoria.

Esta es  una elección muy importante para los partidos pero que necesita un grado importante de militancia. Los partidos y sectores deben aceitar muy bien los mecanismos para incentivar y hasta acercar al votante a las mesas receptoras. Elecciones sin competencia son aquéllas en que hay un solo precandidato presidencial en un partido. En cuanto al nivel de competitividad, se observa que el Partido Nacional es el que siempre presento una competencia real : en 1999 centrada entre Luis Alberto Lacalle y Juan Andrés Ramírez, tanto en 2004 como en 2009 entre Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga, y en 2014 entre Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga. Es decir, el Partido Nacional hasta ahora siempre ha exhibido competencia real.

El Partido Colorado, por su parte, solo exhibió competencia real en la primera de las instancias, en 1999, con el enfrentamiento entre Jorge Batlle y Luis Hierro López. En las tres siguientes la competencia fue formal, dado el dominio del precandidato con mayor intención de voto : Guillermo Stirling en 2004 ( seguido de Alberto Iglesias ) y Pedro Bordaberry en 2009 y 2014 ( en ambas seguido de José Amorín Batlle ).

En el Frente Amplio, en 2009 presentó una competencia real entre José Mujica y Danilo Astori. Mientras que en 1999 y en 2014 su formato fue de competitividad formal siempre de un lado Tabaré Vázquez, y del otro o Danilo Astori ( 1999 ) o Constanza Moreira ( 2014 ). Entonces, una precandidatura presidencial sin probabilidad alguna de triunfo, es un buen escenario para proyectar un espacio diferente al espacio dominante que representa el precandidato presidencial principal, que luego deviene en candidato único del partido. Esto fue muy importante para el mantenimiento o exhibición de un perfil diferenciado por Danilo Astori en 1999, para Propuesta Batllista o Batllistas de Ley ( según el momento ) reflejados en el nombre de José Amorín Batlle y para Constanza Moreira en 2014, enfrentada a todo el establishment frenteamplista ( Vázquez, Mujica, Astori, socialistas, comunistas ).

Por lo que se ve por ahora, el Partido Nacional va camino a continuar su tradición de elecciones verdaderamente competitivas; nuevamente  Luis Lacalle Pou concita  la mayoría, la inserción de Sartori dentro del partido es un signo de interrogación.En cuanto al FA presenta un abanico de opciones que veremos cómo se dirime, aparece Daniel Martínez en la preferencia.  En el Partido Colorado el regreso de Sanguinetti hizo mover la estructura colorada mientras que Talvi se presenta como una renovación. Lo nuevo es Cabildo Abierto con Manini Ríos, que en poco tiempo empieza a conseguir adeptos.